No voy a decir mucho de esta maravillosa mujer, el vídeo de abajo lo dirá casi todo. Alice es la más antigua superviviente del Holocausto. 
Estuvo internada en el Theresienstadt; este fue un campo utilizado por los nazis como propaganda de lo bien que cuidaban a sus presos: podían tocar, pintar, escribir… bueno, podían no es la palabra correcta, o lo hacían o al horno…. También podían estar con sus hijos. 
Alice tiene en la actualidad 107 o 108 años. No ha dejado de practicar a diario ni un solo día de su vida. Vive en Londres sola: «Vivo sola, pero no estoy sola porque mi vida está llena de música. La música me salvó la vida»
«Cuando era joven prefería indudablemente a Schumann, es adorable. Ahora que soy mayor me encantan Beethoven y Schubert (…) La música de Beethoven es profundamente humana y universal y representa la infinitud»
«»¿Todavía toca el piano?» Durante cien años, a pesar de mis dos dedos mutilados voy a seguir tocando hasta la última hora»

Mil gracias Laura por hacerme llegar este video, un gran regalo esta mujer. 
Me quedo con todo pero la frase que me ha calado más es la de: 

MI ELECCIÓN EN LA VIDA ES NO LAMENTARME DE NADA.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.