Dejar ir

Dejar ir no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona. Dejar ir no es aislarme, es darme cuenta de que no puedo controlar a los demás. Dejar ir no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales. Dejar ir es admitir la impotencia, que …