Mi don

Maestro, he caminado la mitad de la senda de mi vida y aún no sé cual es mi don. ¿Será que carezco de talentos?, ¿será que nací sin gracia?. Respondió el maestro: -Nada de lo que ha nacido en este universo lo ha hecho en vano. Sigue caminando y obsérvate …