Recuerden jugar, fluir, amar, reconocerse en todo lo que ven, ya que son parte del Todo.

Les propongo un juego… vivan cada uno de sus días sin pensar lo que va a venir mañana, disfruten cada una de las cosas que hacen, siéntanse niños una vez más ya que jamás han dejado de ser niños y tal cosa como la seriedad del adulto no existe… Jugando con Amor, de manera que hagamos las cosas de forma seria pero con Amor… con el respeto que da el Amor…



¡Feliz 2012!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.